Claudia Aaron y sus cómplices en la Asamblea niegan el derecho al agua, la educación y el cuidado a la población en el Magdalena

Masiva caravana y marcha de ciudadanos y ciudadanas en rechazo a la Reforma Tributaria y al Gobierno Duque
28 abril, 2021
Fuerza Ciudadana expresa sus condolencias al Diputado Rafael Noya por la muerte de su Señor padre
30 abril, 2021

Una vez más la Asamblea Departamental del Magdalena, esta vez presidida por Claudia Aaron, ha decidido hundir los seis proyectos que presentó el gobernador Carlos Caicedo a la Corporación y con los cuales buscaba mejorar las condiciones de vida de los magdalenenses. Los proyectos de ordenanzas que se presentaron el 26 de marzo para el estudio y aprobación de la Duma tenían los siguientes propósitos: a) crear un alivio en el pago de impuestos, tasas y multas a los contribuyentes b) crear una Tasa Pro-Deporte y Recreación, iniciativa con la cual poder ayudar a los deportistas c) pedir facultades para financiar el Plan Departamental del Agua, propuesta que buscaba llevar el agua potable a miles de personas que no cuentan con el preciado líquido en la gran mayoría de los municipios, d) promover la alternancia educativa y mejorar la misma en el contexto de la pandemia, e) promover la construcción de los centros de vida para el adulto mayor como espacio de cuidado y esparcimiento, y f) impulsar la creación del Primer Centro Cambia, es decir, la Universidad para los jóvenes del municipio de El Banco y el resto de la zona sur del departamento.

Oponerse a medidas como estas es un acto canalla y demuestra que la coalición mayoritaria constituida en la Asamblea por Claudia Aaron, Julio Alzamora, William Lara y Gustavo Durán de Cambio Radical; además de Jair Mejía y Cesar Pacheco del Centro Democrático, y Elizabeth Molina de la U y Carlos Julio Diazgranados Álvarez del Partido Verde, busca no sólo evitar que el gobierno de Caicedo dé cumplimiento a las cuatro revoluciones y a los 11 Proyectos del Cambio contenidos en el plan de desarrollo ‘Magdalena Renace’, sino que ello es un atentado contra la población pobre y vulnerable de la región, esa misma a la que los clanes ha condenado a estar en el deshonroso cuarto puesto en pobreza monetaria y el séptimo en pobreza multidimensional. En otras palabras, los que han hundido en la pobreza y la miseria al pueblo del Magdalena, son los mismos que hoy votan en la asamblea para que este no tenga una vida digna.

Fuerza Ciudadana condena de manera enérgica la actuación llevada a cabo por la coalición mayoritaria constituida en la Asamblea, y señala a estos diputados como enemigos del pueblo del Magdalena. Resulta repudiable que las facultades que hoy esta mayoría le niega al gobernador Carlos Caicedo para obtener un cupo de endeudamiento y poder así impulsar el desarrollo social que reclaman los sectores vulnerables del departamento, son las mismas que dicha asamblea hace poco tiempo otorgaba a los ineptos, incapaces y mediocres gobernadores del clan de los Cotes. Al hundir la señora Aaron y sus cómplices de manera premeditada y sistemática los proyectos referidos, al menos 562 mil personas de los 30 municipios no tendrán agua potable ni saneamiento básico en los próximos años. De igual modo, 186 mil estudiantes y 8 mil educadores dejaran de beneficiarse por la fallida medida de la alternancia educativa. Además, más de 12 mil mayores adultos no tendrán derecho a los Centros de Vida, los jóvenes deportistas no contaran con apoyo institucional y las comunidades no podrán contar con infraestructura deportiva. Y ya no hablemos de que miles de personas no podrán aliviar las deudas contraídas.

El hundimiento de estos proyectos deja en claro una cosa: quién defiende los intereses del pueblo y quién está en contra de sus derechos. Por esta actuación nuestro partido invita a la ciudadanía del Magdalena a repudiar, condenar y movilizarse en contra de estas medidas que le niega el derecho a tener vida digna.

#NiUnVotoMasParaEllos

Santa Marta, 30 de abril de 2021.

Claudia Aaron y sus cómplices en la Asamblea niegan el derecho al agua, la educación y el cuidado a la población en el Magdalena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *