Fuerza ciudadana condena el ataque del exvicepresidente German Vargas Lleras contra el gobernador Carlos Caicedo y Fecode

Primer Cabildo Constituyente de procesos y movimientos sociales en la capital del Cesar
8 agosto, 2021
FUERZA CIUDADANA ANUNCIA EL LANZAMIENTO DE LA LISTA ABIERTA DEL CAMBIO Y LA DIVERSIDAD AL SENADO, CON PROPUESTAS PARA TRANSFORMAR EL PAÍS
14 agosto, 2021

Frente al comunicado escrito y publicado el día 8 de Agosto por Germán Vargas Lleras en el Diario El Tiempo y el cual lleva por título Recuperar la Educación Pública, el mencionado columnista hace una seria de afirmaciones prejuiciosas, errática y malintencionadas que tienen por objetivo responsabilizar a los docentes, a FECODE y a nuestro -compañero gobernador Carlos Caicedo de la grave crisis que enfrenta la educación en el país, ocultando con ello las verdaderas razones de dicha crisis y, desde luego, encubriendo de modo cínico e interesado el rostro de los legítimos responsables de dicha crisis . Dada la gravedad de lo planteado, FUERZA CIUDADANA hace saber que:

PRIMERO: La crisis que afronta la educación pública en Colombia no es imputable desde ningún punto de vista a los docentes y menos a FECODE, instancia que agrupa al conjunto de los profesionales de la educación en el país. Si en Colombia existe hoy un débil y nefasto sistema educativo, señor Vargas Lleras, es porque el régimen político en el país, ese al que usted representa, ha privilegiado históricamente hacer grandes inversiones en el aparato que alimenta la guerra y la muerte, y no en el que tiene que ver con el estímulo y el desarrollo del conocimiento, la ciencia y la investigación. Si el país un día sobresale en el concierto de las naciones no será por apoyar y dedicar todos sus esfuerzos y energías a la guerra y a las consagradas formas de barbarie oficial y paraoficial; será, sin duda, por apostar por la educación, el desarrollo de la técnica, la ciencia, el arte y el deporte. ¿A qué le ha apostado hasta hoy usted y su rancia familia Señor Vargas Lleras?

SEGUNDO. Décadas de implementación del modelo neoliberal ha hecho que la educación pierda importancia dentro del Sistema General de Participación como quiera que los continuos recortes han posibilitado que el sector haya dejado de recibir más de 190 billones de pesos, a lo que habría que añadir las continuas reducciones presupuestales en materia de infraestructura e inversión educativa. En realidad, señor Vargas Lleras, su afán de culpabilizar de modo canalla a los maestros y a FECODE de la grave crisis de la educación le lleva a ocultar de modo deliberado la disparidad que existe en la financiación entre el Ministerio de la defensa y el de educación. Así, mientras el primero en el periodo 2020-2021 tuvo un presupuesto de más de 10 billones de dólares, el de la educación llega a 47.3 billones de pesos. Esto hace que haya un pobre desempeño en el campo de la producción de ciencia y conocimiento y un exceso de barbarie doméstica, al punto, incluso, de exportarla como se acredita con los mercenarios formados por el ejército colombiano que terminaron asesinando a Jovenel Moïse, presidente de Haití.

TERCERO. En su escrito y en un acto de fingida preocupación por los fines y propósito de la educación pública, usted señor Vargas Lleras se muestra aparentemente interesado por el derecho a la educación de nuestros niños/as y jóvenes, y de manera especial por el estado emocional y nutricional al que se ven enfrentados producto de la inasistencia a las escuelas y colegios dada la negativa de los maestros de asumir la presencialidad sin las garantías de bioseguridad requerida para el ejercicio de las labores de docencia. Esta instrumental e interesada preocupación de ultima hora del columnista de marras por la situación de menores y jóvenes contrasta con el silencio que asumió hace algún tiempo cuando el ejército de Colombia bombardeó con conocimiento de causa un campamento insurgente en donde se encontraban varios niños, todos los cuales terminaron asesinados y señalados por el gobierno “como auténticas máquinas de guerra”. También calló cuando la policía nacional asesinaba, torturaba y desaparecía a jóvenes en Cali y otras ciudades de Colombia. Y cuando habló, no se nos olvide, lo hizo para reclamar mano dura y mecanismos de represión por parte del Estado, como lo hizo su abuelo Alberto Lleras Restrepo, célebre por reprimir a los jóvenes estudiantes y los movimientos campesinos. Hoy parece pedir esa misma mano dura contra FECODE.

CUARTO. La falta de objetividad y la crítica malintencionada le lleva señor Vargas Lleras a culpabilizar a los maestros y maestras del crecimiento del trabajo infantil, los embarazos indeseados entre los menores, situaciones de maltrato y hasta de la extensión y profundización de la pobreza en las zonas rurales. Señor Vargas Lleras: resulta impropio y canalla que usted responsabilice a los docentes de esta dura realidad cuando a ella hemos llegado producto de desatención y olvido del Estado. Debemos recordarle, para que el olvido no cunda, que a esa trágica y lamentable situación no hemos arribado por una mala pasada del destino ni por culpa de un factor meteorológico; todo esto es consecuencia del tipo de Estado y gobierno que se ha construido en el país, muy atento y dócil a la hora de socorrer a los ricos, y poco diligente y hasta criminal cuando de auxiliar a los pobres se trata. De este Estado oligárquico ha hecho y hace parte usted señor Vargas Lleras de diferentes modos, de ahí que resulte agenciador de este orden injusto y criminal.

QUINTO. En su ataque al mejor estilo uribista contra FECODE, usted exvicepresidente Vargas Lleras no desaprovecha la ocasión para actuar de modo alevoso y temerario en contra del compañero-gobernador Carlos Eduardo Caicedo Omar, a quien ataca por favorecer la vida al declarar de modo público que por un acto de preservación de la misma se oponía y opone a que los maestros/as asumieran la presencialidad sin las garantías de bioseguridad necesarias y suficientes. Resulta llamativo que usted exvicepresidente critique el acto de afirmación de la vida del compañero Caicedo Omar y sin embargo abrazara en su día el comportamiento mafioso y de desprecio por la vida que impuso Kiko Gómez, su protegido y copartidario, en la cercana Guajira. En síntesis, quien pudiera creer que usted, padrino de sacramento del saqueo a la salud, la educación y de los recursos públicos del departamento del Magdalena, ataque hoy al compañero-gobernador Carlos Caicedo por exigirle al gobierno garantías para la presencialidad y el primado de la vida. Para el gobierno del cambio que impulsa Fuerza Ciudadana la vida es un sagrado derecho que los poderes públicos deben proteger en todo momento y lugar

SEXTO: Resulta inmoral que usted señor Vargas Lleras critique la gestión de gobierno del gobernador Caicedo Omar cuando en su día amparó la depredación de los dineros de la educación y la salud impuesta por el clan de los Cotes. Y le recordamos también que este es uno de los clanes que ha contribuido de modo eficaz a convertir al Magdalena en el cuarto departamento con más pobreza monetaria y el séptimo en pobreza multidimensional. ¿Dónde estaba usted señor Vargas Lleras cuando los integrantes de Cambio Radical en el departamento, en asocio con los Char, también sus socios, volvían trizas la educación y la salud que ahora dizque defiende en un acto de hipocresía manifiesta? ¿Qué educación defiende usted ilustre hipócrita cuando Karen Abudinem, Ministra de las Tecnologías de Información y Comunicación; por cierto de las entrañas de su partido, ha resultado envuelta en un caso de corrupción en donde se han perdido 70.000 millones de pesos que estaban destinado para la conectividad digital de los colegios más pobres del país? Usted no está en condiciones de dar lecciones de moral, pues es parte de la inmoralidad y de los males del país.

SEPTIMO: En un acto autoritario usted exvicepresidente German Vargas Lleras ha terminado amenazando con una destitución definitiva de su cargo y de la vida política al compañero-gobernador Carlos Caicedo. En consonancia con esto ha dejado caer que de eso se encargará la obediente Procuraduría General de la Nación en manos de Margarita Cabello, cuota de su partido Cambio Radical. Queremos recordarle que en su momento el fiscal Néstor Humberto Martínez, impuesto por usted y utilizando al antiético y hoy famoso Gabriel Jaímes, se promovió la salida de modo injusta e ilegal del compañero Carlos Caicedo como rector de la Universidad del Magdalena. Entonces cuestionamos aquél proceder y ahora hacemos lo propio porque su actuación es temeraria y propia de un redomado autócrata que considera que las instituciones de control están para perseguir y violentar a los adversarios políticos.

OCTAVO: Fuerza Ciudadana condena el acto antidemocrático de usted señor exvicepresidente German Vargas Lleras y exhorta a la ciudadanía del Magdalena, a los Partidos de la Oposición y a los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales, a que estén vigilantes ante cualquier actuación que procure negar la decisión soberana del pueblo que decidió escoger al compañero Carlos Caicedo como gobernador. De igual modo, nos solidarizamos con el magisterio de Colombia y con FECODE por la atrabiliaria e infame actuación del señor Vargas Lleras.

Santa Marta, Agosto 11 de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *