PARA NUESTROS DOCENTES EN SU DÍA

“Políticos del Magdalena van por los $892 mil millones del agua y el presupuesto de la ciudad”: Caicedo
10 mayo, 2019
Senador Sanguino y bancada alternativa, respaldan huelga de hambre de miembros del gabinete distrital
17 mayo, 2019

Es claro que la institución educativa es un reflejo del deber ser de una sociedad, por lo que nuestra preocupación, debe ser sobre qué tipo de ciudadano queremos. Nuestra lucha social histórica está encaminada en forjar ciudadanos ilustrados capaces de comprender los problemas sociales, conocer sus capacidades, entender la estructura social y ser capaces de visualizar la manera como pueden aportar en el mejoramiento de las condiciones, sobre todo en aquellas que generan pobreza.

Nuestro reconocimiento es para los docentes, como agentes de cambio, que entregan su vida, por causas que, a veces parecieran platónicas, pero que sus convicciones les llevan a mantener una lucha de resistencia, motivada por el sueño de construir un país más humano.

Nuestro reconocimiento es para los docentes como humanizadores de sociedades, que han entendido que la sociedad la conforman las personas y que cualquier promesa de desarrollo, debe pasar primero por un compromiso de superación de las pobrezas, donde el principal protagonista o beneficiario de acciones debe ser el ser humano con su familia.

Nuestro reconocimiento es para los docentes como productores de conocimiento que entienden que el conocimiento es un producto de un proceso constante de comprensión de la realidad, donde la pregunta de ¿qué conocimiento? y ¿para qué el conocimiento?, les llevan a convertirse en investigadores permanentes que son capaces de entender que lo que buena parte de nuestra sociedad ve son solo sombras proyectadas, y que luchan para romper esas cadenas que nos atan a la ignorancia, donde la capacidad crítica, reflexiva y analítica siguen siendo vigentes como fines educativos.

Nuestro reconocimiento es para los docentes como maestros de vida y agentes constructores de paz que se comprometen con la transformación de nuestra sociedad y la construcción de un país nuevo, que merece reconocer que el derecho a todas las formas de vida y el respeto al pluralismo y la diferencia deben ser la base para la construcción de la paz en un país sumido en una profunda crisis de violencia y donde las brechas sociales son cada vez más amplias, evidenciadas en personas con derechos humanos menos atendidos.

Por estas y muchas más razones, queremos decirle GRACIAS a nuestros docentes o maestros, por su vida y sacrificio. GRACIAS por ayudarnos a construir un país en paz con justicia social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *