Virna inauguró ‘casa del cambio’ en Veracruz y celebró con la comunidad el triunfo de la Selección

Calamidad pública en la vía al Llano, ejemplo de las contradicciones de la Procuraduría contra Caicedo
17 junio, 2019
“Soñamos con que Aracataca y Fundación no sufran otros ‘100 años de soledad’”: Carlos Caicedo
17 junio, 2019

La imparable “Ola naranja” liderada por la precandidata a la Alcaldía de Santa Marta, Virna Johnson, se tomó la casa de la familia Ortega en la Urbanización Veracruz, allí en medio de un caluroso recibimiento y de un ambiente deportivo por el debut de la Selección Colombia en la Copa America , inauguró la casa familiar del cambio número 24.

“Muchas gracias a la familia Ortega por invitarnos , gracias por sumarse a las familias del cambio , con ellos seguimos sumando fuerzas para impulsar nuestras aspiraciones a la Alcaldía de Santa Marta y la de Carlos a la Gobernación ”, expresó la precandidata.

Por su parte, María del Carmen Ortega , se mostró emocionada de aportar a lucha por la continuidad del cambio, convirtiendo su hogar en una casa del cambio : “Estoy muy contenta de poner mi casa a disposición de la campaña , soy una fiel seguidora del modelo de gobierno del cambio y quiero que Santa Marta siga cambiando y nuestro departamento salga del olvido”.

Al terminar la inauguración de la nueva casa del cambio ubicada en la carrera 15 N° 9-20, lugar donde los samarios podrán encontrar información de las candidaturas de Fuerza Ciudadana a la Alcaldía y Gobernación, la “Ola naranja” al igual que la familia Ortega y vecinos del sector, se contagiaron de las emociones de la tricolor, disfrutaron del partido de Colombia vs Argentina, en medio de gritos, risas y júbilo por el triunfo del combinado colombiano.

Para la aspirante a la Alcaldía de Santa Marta : “ Fue muy agradable, muy divertido ver el partido con la comunidad de Veracruz , apoyamos juntos la Selección Colombiana , estábamos confiados en que ganaría”.

Al término de la jornada todos coincidieron que junto a Caicedo y Virna, el cambio es imparable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *