Carta abierta de Fuerza Ciudadana a la Sra. Claudia Aaron, Presidenta de la Asamblea del Magdalena y demás diputados en contra del gobierno de Carlos Caicedo

Fuerza Ciudadana felicita al maestro Máximo Jiménez Hernández en su cumpleaños número 72
2 abril, 2021
Fuerza Ciudadana Rechaza las agresiones contra el Líder Social Jairo Cárcamo Wilches en San Benito Abad, Sucre
7 abril, 2021

La crisis institucional del Estado colombiano es profunda y la corrupción es una de sus señas de identidad. Si bien esta crisis es notoria en muchas instituciones, son las asambleas departamentales las que simbolizan y encarnan de la manera más dramática esa corrupción. Este señalamiento, que no carece de fundamento objetivo, fue lo que llevó a que en algún momento se haya presentado un acto legislativo conducente a eliminarlas. El tema es que los congresistas que lo han intentado son al mismo tiempo miembros de clanes regionales y, por tanto, responsables del mal funcionamiento de las dumas departamentales. Desde luego, no olvidemos que tienen en ellas a notorios agentes -léase diputados y también intereses electorales, burocráticos y hasta en materia de contrataciones. En síntesis, las asambleas en la mayoría de casos son instituciones sin legitimidad, espacios propios del clientelismo, sin agenda de desarrollo y con ánimo obstruccionista cuando existe un gobierno de progreso y cambio.

Si hoy se mantienen las asambleas departamentales es porque además de lo antes dicho, demócratas y progresistas no han considerado pertinente modificar la carta constitucional en cuanto a este capítulo se refiere, toda vez que los gobiernos territoriales requieren de contrapesos institucionales aunque sea de forma mínima.

En cuanto a la Asamblea del Magdalena se refiere, la gran mayoría de sus integrantes hacen parte de los clanes familiares que han patrimonializado el poder en todas sus manifestaciones y formas, y por ende son parte constitutiva de las cofradías de testaferros que han organizado los congresistas de la región, que son los mismos que han liderado el saqueo histórico y sistemático de los recursos públicos departamentales.

El modus operandi de la Asamblea del Magdalena ha sido el siguiente: el gobernador, cada uno en su momento, bien para garantizar la gubernabilidad o bien para dar cumplimiento al pacto realizado en campaña, procedía a repartir las secretarias y demás cargos a los diputados, a lo que le seguía negociar la aprobación de su plan de desarrollo y los proyectos de presupuesto anual. En el papel esto se traducía en que cada ordenanza que se presentara para este fin llevaba implícito el pago de su peaje o extorsión para poder funcionar. Esta forma de operar creó un hábito e impuso un modelo transaccional de nefasto corte burocrático y clientelar en donde cada iniciativa que proponía el gobernador los diputados y diputadas la veían como una oportunidad para ganar contratos o puestos a cambio de aprobarle las respectivas ordenanzas. Dicho de otro modo, cada proyecto de ordenanza tenía establecido un valor para su aprobación. En términos reales lo que había imperado era un modelo ruin de extorsión y secuestro legalizado de la gestión del poder regional.

Con la llegada del gobierno del Cambio al Magdalena liderado por el compañero-gobernador Carlos Caicedo, esta empedernida práctica se ha roto. Con el nuevo gobierno no hay chantaje posible y mucho menos contratos ni cargos para los diputados. Ante esta situación la Asamblea del Magdalena se ha declarado en rebelión contra el gobierno del Cambio y en consecuencia se oponen sus diputados, de modo mayoritario, a aprobar proyectos de ordenanzas que benefician al pueblo del Magdalena. Sépanlo señores diputados que están contra el cambio: en un gobierno de Fuerza Ciudadana no hay ni contratos ni cargos que ofrecer para que se puedan aprobar iniciativas de gobierno que benefician al pueblo. Ustedes fueron elegidos bajo la premisa de que le servirían a éste de modo incondicional . Cúmplanle. Entiéndanlo de una vez por todas: cada prebenda que se le daria a ustedes para aprobar una ordenanza, eso seria un derecho que le restamos al pueblo. Para Fuerza Ciudadana el compromiso es con el pueblo y a él obedecemos. Con nosotros no es posible el chantaje ni las prebendas. Eso es parte del pasado, somos el presente y futuro.

Señores diputados y diputadas que hacen parte de los clanes: actúen con responsabilidad política y aprueben las ordenanzas que como proyectos sociales buscan mejorar la calidad de vida de la población del Magdalena. Dejen de ser los enemigos del Cambio y del desarrollo con equidad y justicia. Ya es hora señora Claudia Aaron que exhiba una prueba de decencia y de decoro institucional como presidenta de la Asamblea del Magdalena. Basta de apoyar las canalladas de los clanes. De usted este pueblo espera actuaciones responsables y comprometidas con superar la pobreza, no oponerse de modo numantino al cambio y dejar de exhibir comportamientos pendencieros, mezquinos, vengativos y que emulan a los de reconocidos personajes del hampa en nuestra región. De usted esperamos si no un poco de ética, si al menos un umbral minimo de estética política. Sin duda, eso de cargar contra el diputado Rafael Noya y otros que no secundan su actuar en contra de los intereses de los magdalenenses a través de oponerse a las iniciativas presentadas por el gobernador Carlos Caicedo, denota la ruina política en que usted y quienes le siguen están instalados.

Sra Claudia Aaron: como vocera de los clanes deje de perseguir, sancionar y desconocer el derecho de los diputados que se oponen a su actuar y que rechazan el clientelismo y la politiquería en la Asamblea. En días pasados vimos como los insultó, maltrató y les violó los derechos que tienen consagrados al haber sido elegidos por la ciudadanía. Desde Fuerza Ciudadana le recordamos que usted no es la ley, no está por encima de ella y su primera obligación es cumplirla. Ser presidenta de la Asamblea del Magdalena debe ser una alta dignidad y, por tanto, actúe en consecuencia. Con su comportamiento no contribuya a deteriorar aún más la imagen que tiene dicha corporación.

Como Fuerza Ciudadana le instamos desde el respeto y la responsabilidad política e institucional a que cumpla con las propuestas de cambio que le ofreció usted y los suyos a la ciudadanía magdalenense. Dejen de actuar como una vulgar banda obstruccionista en contra del desarrollo sostenible del departamento. Desde aquí no le pedimos que se comprometa con nuestra agenda, sólo le pedimos que cumpla con los elementos de desarrollo que usted le propuso a sus electores y que sin ser los nuestros, sin duda, nosotros los acogemos. En correspondencia con esto, la exhortamos a que usted y los suyos discutan y aprueben los proyectos de ordenanzas que acaba de presentar el gobernador Carlos Caicedo a la Asamblea y que buscan mejorar las condiciones de vida de la población, que le recuerdo está en cuarto lugar en pobreza monetaria y el séptimo en pobreza multidimensional. Esta es la herencia que nos han dejado los clanes a los que usted representa señora Aaron. No siga por el camino de la infamia. El Magdalena no se lo merece.

Finalmente, Fuerza Ciudadana cree firmemente en la sabiduría del pueblo del Magdalena, el cual decidió y acompañó en las elecciones de octubre del 2019 a Carlos Caicedo y a Fuerza Ciudadana en su propuesta de ruptura con el pasado de miseria, pobreza y exclusión. Respeten la voluntad de soberano, pues en democracia el que gana lidera la acción de gobierno y quien pierde acepta su derrota como parte del consabido juego democrático. Señora Aaron y demás diputados obstruccionistas, no vale decir que se es demócrata, hay que serlo. Dejen de oponerse al cambio en el Magdalena. Nuestro departamento requiere de políticos con alto sentido de Estado, gobierno y lealtad con los supremos intereses del pueblo independientemente de los colores, ideología o partido en que se milite. Desde Fuerza Ciudadana les decimos: el pueblo del Magdalena es nuestra gran prioridad. Para nosotros lo es desde hace mucho tiempo y espero que para usted y los suyos también lo sea de aquí en adelante.

Santa Marta, 5 de abril de 2021.

Carta-abierta-de-Fuerza-Ciudadana-a-la-Señora-Claudia-Aaron-Presidenta-de-la-Asamblea-del-Magdalena-y-demás-diputados-en-contra-el-gobierno-de-Carlos-Caicedo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *